Con el apoyo del Gobierno de la República, 160 familias del corredor Seco introducen la Pitaya en sus cultivos

  • 24,000 esquejes de Pitaya fueron distribuidos entre 160 familias productoras del Corredor Seco.
  • 24,000 esquejes de Pitaya fueron distribuidos entre 160 familias productoras del Corredor Seco.
  • José Alejandro Laínez, de la comunidad Esquimay Centro, Pespire, Choluteca, con sus plantitas de pitaya.
  • 24,000 esquejes de Pitaya fueron distribuidos entre 160 familias productoras del Corredor Seco.

    Pespire, Choluteca. – Unos 160 hogares recibieron del proyecto ACS-PROSASUR, que implementa INVEST-Honduras, 150 esquejes de pitaya por hogar. Cada esqueje es un fragmento de la planta que fue separado con una finalidad reproductiva y entregado a las familias beneficiarias para la siembra de un área aproximada de 500 varas cuadradas por productor.

    Son 24,000 brotes de pitaya los que se han distribuido en estas comunidades del corredor seco como parte del apoyo interinstitucional entre la Secretaría de Agricultura y Ganadería, SAG, que a través de la Unidad de Agricultura Familiar UAF/SAG, entregó a INVEST-Honduras las plantitas, como una donación para el proyecto y para que las familias puedan introducir este rentable cultivo en sus parcelas.

    “Este apoyo de la SAG surge de la relación entre ambas instituciones y como un incentivo a los productores para que puedan diversificar sus parcelas… también gracias a las gestiones del miembro de la Comisión Interventora de INVEST-Honduras, José Benítez, a cargo de los proyectos de Desarrollo Rural”, explicó el director de ACS-PROSASUR, Wilmer Sánchez.

    Detalló que “con estas plantas se estará cubriendo un área toral de 20 hectáreas, acción que viene a fortalecer la diversificación e ingresos de los hogares…  considerando que cada esqueje tiene un costo de 120.00 Lempiras, esta entrega a las familias beneficiarias representa una donación de más de 2.8 millones de lempiras”, dijo Sánchez.

    Familias motivadas

    “Aquí en Esquimay somos 15 familias que vamos a sembrar pitaya, estamos agradecidos con el Gobierno por este proyecto que nos han dado. Ahorita está pequeña la pitaya y ya hay gente de Tegucigalpa que quiere comprar la cosecha”, comenta motivado, José Alejandro Laínez, productor beneficiario del proyecto en la comunidad Esquimay Centro, Pespire, Choluteca.

    “Esta planta no lleva mucha agua y no es mucho el trabajo, los técnicos nos han enseñado que ya en 18 meses estará lista y por cosecha está dando unas 60 frutas cada planta, es una buena ganancia”, explica José.

    Como parte del proceso de introducción de este cultivo, ACS-PROSASUR y UAF/SAG han desarrollado procesos de capacitación a técnicos y agricultores en prácticas agronómicas del cultivo, desarrollando giras de campo a viveros y parcelas como parte del seguimiento a la entrega.