En Lepaterique, Francisco Morazán: Café de alta calidad producen 209 familias gracias a apoyo gubernamental

  • Olga Marina Maldonado García, presidenta del Plan de Negocios Agrícola (PNA), Fe y Esperanza del caserío Siriteca, Lepaterique, Francisco Morazán.
  • José Roberto Funes, supervisando el proceso de secado de su café, comunidad Siriteca municipio de Lepaterique, departamento de Francisco Morazán.

    Lepaterique, Francisco Morazán: 209 familias de productoras y productores de café, reciben beneficios para la implementación de nueve planes de negocios orientados a la producción, beneficiado y comercialización del grano. Estos emprendimientos son el resultado del apoyo del Gobierno de la República a través de INVEST-Honduras, ente ejecutor del Proyecto ACS-PROSASUR en el Corredor Seco.

    Estas familias, recibieron de ACS-PROSASUR materiales para la construcción de 87 secadoras solares de café tipo DOMO. Estas secadoras son una tecnología innovadora que permitirá a estos grupos de productores desarrollar los Planes de Negocios Agrícolas (PNA), elevar la calidad del secado del grano en un ambiente propicio, mejorando el perfil de taza, el precio en el mercado, los ingresos y rentabilidad de estas familias.

    Con esta tecnología, se mantiene la calidad del aroma, textura y sabor del café y mejora la apariencia de los granos pergamino seco con el máximo aprovechamiento de las condiciones ambientales, además, reducir los costos de producción y la mano de obra.

    El coordinador de ACS PROSASUR, Wilmer Sánchez, explicó que “el proyecto también fortalece conocimientos y capacidades técnicas y mejora las inversiones en nuevas plantaciones de café, dotándoles de equipos e insumos para incrementar la producción y la calidad del café, todo esto como un paso previo y necesario para acceder a mejores mercados y mayores ingresos para las familias”.

    Detalló que el objetivo de ACS-PROSASUR es mejorar la limitada estructura post cosecha de la que disponen las comunidades, “les ayudamos a  superar las prácticas artesanales de secado como la disposición de mantos directamente en el suelo o en pisos de cemento dejando el grano de café a expensas del sol y el viento afectando atributos como la acidez y su carácter afrutado” dijo.

    El secado es una de las etapas claves en la calidad del café durante el proceso de beneficiado húmedo, representa entre el 45 y el 60% de los costos de procesamiento.