El Gobierno de la República, a través de ACS-PROSASUR asegura la nutrición de más de 4,000 niños y niñas del Corredor Seco

  • Taller de Nutrición en la comunidad de San Juan, El Triunfo, Choluteca. Las madres conocen la receta de enchiladas elaboradas con tortilla fortificada.
  • Niños y niñas del Centro de Entrenamiento Nutricional de la comunidad de San Juan, El Triunfo, Choluteca.
  • Taller de Nutrición en la comunidad de San Juan, El Triunfo, Choluteca. Las madres conocen la receta de enchiladas elaboradas con tortilla fortificada.
  • Niños y niñas del Centro de Entrenamiento Nutricional de la comunidad de San Juan, El Triunfo, Choluteca.

    Choluteca/El Paraíso. – El proyecto ACS-PROSASUR, que implementa INVEST-Honduras, mejora la nutrición y fortalece la dieta alimenticia de 4,844 niños y niñas menores de cinco años que pertenecen a familias beneficiadas por el proyecto en 25 municipios priorizados por el Gobierno de la República en los departamentos de El Paraíso, Choluteca y sur de Francisco Morazán.

    El Coordinador del proyecto ACS-PROSASUR, Wilmer Sánchez, informó que “a través del componente Educación nutricional e higiene dentro del hogar que implementa el proyecto, se ha logrado mejorar el estado nutricional de las mujeres embarazadas y niños y niñas menores de cinco años en edad en diferentes comunidades de los municipios atendidos”.

    Detalló que, con este componente, se está fortaleciendo la dieta alimenticia de los infantes gracias a la implementación de los Centros de Entrenamiento Nutricional (CEN), huertos y cocinas comunitarias que ha instalado el proyecto en seis municipios del departamento de Francisco Morazán, cuatro municipios del departamento de Choluteca y tres municipios de El Paraíso, en los que se atienden 2,644 menores de cinco años a través del Clúster 1.

    De igual forma, con el Clúster 2, otros 2,200 niños y niñas reciben una dieta saludable en nueve municipios del departamento de Choluteca y en tres municipios más en El Paraíso. “La meta es mejorar las condiciones de seguridad alimentaria y nutricional de los pequeñines que viven en hogares vulnerables del Corredor Seco”, explicó Sánchez.

    El proyecto ACS-PROSASUR es parte de la Alianza para el Corredor Seco que impulsa el Gobierno de la República, inversiones con las que se contribuye a reducir la desnutrición infantil a través del aprovechamiento de los recursos locales, talleres de nutrición, consejerías casa a casa y monitoreo del peso y talla de los niños y niñas.

    Desde el año 2016, con fondos del Programa Mundial para la Agricultura y la Seguridad Alimentaria (GAFSP) por su sigla en inglés y la supervisión del Banco Mundial, se implementa el Proyecto de Seguridad Alimentaria en el Sur, ACS-PROSASUR, con el objetivo de mejorar las condiciones de vida de 12,000 hogares vulnerables dentro de su área de influencia.