ACS – USAID fortalece los sistemas agroalimentarios manejados por mujeres en el Corredor Seco

  • “Nuestra meta es mejorar la vida de las mujeres que pertenecen a nuestra asociación” Mercedes García, administradora de AMIR.
  • “Nuestra meta es mejorar la vida de las mujeres que pertenecen a nuestra asociación” Mercedes García, administradora de AMIR.
  • La Asociación de Mujeres Intibucanas Renovadas (AMIR) está conformada por 650 productoras que son beneficiadas por INVEST-Honduras a través de la ACS-USAID.
  • “Nuestra meta es mejorar la vida de las mujeres que pertenecen a nuestra asociación” Mercedes García, administradora de AMIR.

    La Esperanza, Intibucá.- INVEST- Honduras, a través del Proyecto Alianza para el Corredor Seco, ACS-USAID, con su componente de Manejo y Conservación de Microcuencas, estableció un acuerdo de cooperación con la Asociación de Mujeres Intibucanas Renovadas (AMIR), para la conservación y protección de zonas de recarga hídrica y el establecimiento de parcelas demostrativas con diversificación de cultivos -frutales, hortalizas, granos básicos, plantas aromáticas y medicinales.

    El objetivo del convenio es fortalecer los sistemas productivos y agroalimentarios del Corredor Seco mediante la implementación de tecnologías climáticamente inteligentes y resilientes al cambio climático.

    Mercedes García, administradora de AMIR, mencionó que “el apoyo que han recibido por parte de la ACS-USAID ha sido una gran oportunidad para nosotras, ya que, como mujeres, aunque tengamos parcelas de tierra para trabajar, no tenemos acceso a medios de producción e insumos, por eso agradecemos el apoyo que el proyecto nos ha dado a lo largo de un año”.

    Explicó que AMIR es una asociación que trabaja desde hace más de 30 años en el desarrollo de los conocimientos de las mujeres beneficiadas en temas de producción agrícola sostenible, procesamiento de frutas y vegetales, seguridad alimentaria y derechos humanos. Somos 650 mujeres divididas en 28 grupos de 26 comunidades de este departamento de Intibucá.

    El proyecto ACS-USAID, además del acompañamiento técnico y financiero que ha dado para el fortalecimiento de procesos productivos de la asociación, ha implementado un plan de capacitación para el fortalecimiento organizativo, administrativo y operativo del grupo, beneficiando aproximadamente a 100 mujeres de manera directa, quienes harán un efecto multiplicador para alcanzar a las 650 socias que conforman AMIR.

    De igual forma, en la parcela demostrativa del grupo, ACS-USAID contribuyó con la instalación de un sistema de riego por goteo con bombeo de energía voltaica (solar) y la construcción de una planta para la fabricación de abono orgánico y, adicionalmente, en el terreno de las fincas familiares de las socias, se establecieron parcelas agroforestales con árboles frutales y maderables.
    El proyecto ACS-USAID integró en sus procesos el enfoque de género a fin de empoderar a las mujeres, logrando la integración de 591 de ellas en cargos de toma de decisión (presidentas, vicepresidentas, tesoreras y secretarias) dentro de las estructuras internas de 260 Juntas Administradoras de Agua, que benefician el proyecto en cinco departamentos del Corredor Seco.