51 tramos carreteros afectados por Eta e Iota habilitó INVEST- Honduras al cierre de 2020

  • Obras de canalización del Río Talgua como medida de protección del Puente Taujica en Olancho.
  • Reparación de daños en el puente Tegucigalpita en Omoa, Cortés.
  • Más de 150 derrumbes en varios municipios de Francisco Morazán fueron atendidos por INVEST-Honduras como parte de la emergencia.
  • Más de 150 derrumbes en varios municipios de Francisco Morazán fueron atendidos por INVEST-Honduras como parte de la emergencia.
  • 12 kilómetros de la limpieza de la ciudad de La Lima fueron atendidos por INVEST-Honduras.

    Tegucigalpa.- Como parte de la respuesta a la emergencia que generó el paso de los fenómenos Tropicales Eta e Iota por el territorio nacional y tras dos meses de trabajo ininterrumpido INVEST-Honduras al cierre de 2020, habilitó la comunicación en 51 tramos carreteros en cinco de los siete departamentos de la región nororiental del país que fueron asignados a esta institución por el Gobierno de la República.

    La movilización de maquinarias para la atención comenzó en noviembre recién pasado cuando la Comisión Interventora autorizó a 50 empresas entre constructoras y supervisoras para que iniciaran a atender las emergencias en varios sectores críticos que fueron identificados por un equipo técnico que desde la Comisión Permanente de Contingencias (COPECO), reportó los daños en la red vial pavimentada y no pavimentada del país.

    Informes generados por especialistas de INVEST-Honduras detallan que se han completado en un 100 por ciento las intervenciones priorizadas como la habilitación del paso a lo largo de seis kilómetros de la cuenca del Río Cangrejal en la ciudad de La Ceiba; la reconstrucción de la Carretera CA-13 a la altura de la salida Tocoa hacia Sabá; la protección del Puente Taujica en Olancho a través de la canalización del Río Talgua; la limpieza en más de 12 kilómetros de las calles anegadas con agua, lodo y despojos en la ciudad de La Lima en el departamento de Cortés; y, los daños en el puente Tegucigalpita en Omoa, Cortés, entre otras atenciones en Olancho y Colón.

    De igual forma, se habilitaron pasos y se removieron escombros de más de 150 derrumbes a la largo de las carreteras hacia Valle de Ángeles, Cantarranas, Talanga, Vallecillo, Zamorano y Carretera CA-5 Sur, en el departamento de Francisco Morazán, así como otros 65 derrumbes que se produjeron en el municipio de Santa Cruz de Yojoa en el tramo que conduce a la represa El Cajón.

    En los primeros meses de 2021, se espera concluir las obras en otros puntos estratégicos en los que solo se logró habilitar la circulación vehicular para que pudiera llegar la ayuda humanitaria. En estos sitios debido a la magnitud de los daños se requiere realizar otras atenciones de mayor inversión como la construcción de las losas del Puente Saopín en La Ceiba; la construcción de un carril de la carretera entre Catacamas – Talgua; los daños en la carretera Arizona – El Encanto en el departamento de Atlántida, entre otras más que permitirán habilitar más de 1,400 kilómetros de carretera en estos cinco departamentos.