INVEST- Honduras gestiona recursos para atender a productoras y productores afectados por Eta e Iota

    Tegucigalpa, M.D.C., 21 de diciembre de 2020.- La Comisión Interventora de INVEST-Honduras, solicitó a los responsables de ejecutar los proyectos de desarrollo rural gestionar recursos para atender los daños provocados por las tormentas Eta e Iota en los cultivos de productoras y productores que son beneficiados por estos proyectos que ejecuta INVEST-Honduras.

    Informes preliminares revelan que las zonas más afectadas se localizan en el occidente del país, donde INVEST-Honduras ejecuta el proyecto que es parte de la Alianza para el Corredor Seco; ACS-USAID, con intervención en los departamentos de La Paz, Lempira, Intibucá, Santa Bárbara, Copán y Ocotepeque.

    El coordinador del proyecto ACS-USAID, Raúl Alemán, informó que “tuvimos un impacto bastante fuerte, especialmente en las inversiones en riego, porque las fuentes de agua están ubicadas en las zonas montañosas donde hubo deslaves y otro tipo de situaciones. De 212 sistemas de riego tuvimos daños en 144, especialmente en los departamentos de Santa Bárbara, Copán y Ocotepeque, sin embargo, estamos realizando las gestiones para repararlos todos”.

    Entre las inversiones realizadas por el proyecto está la instalación de 300 megatúneles, de los cuales 50 fueron dañados, pero ya fueron reparados en su totalidad garantizando la cosecha de los cultivos.

    El productor de Jesús de Otoro, Intibucá, Camilo Medina, asegura que “gracias a mi megatúnel mis plantitas de tomate no se dañaron, porque la estructura protegió que el agua no cayera directamente. También el técnico del proyecto vino siempre a darme la asistencia, no perderé mi cosecha, como me hubiese pasado si no estuviera el proyecto”.

     

    En esta zona se registraron pérdidas de 615 hectáreas de granos básicos y 348.6 hectáreas de hortalizas y frutas, afectando 3,271 productoras y productores, lo que representa un perjuicio de 54 millones de lempiras.

    Por otra parte, el coordinador del proyecto ACS-PROSASUR, Wilmer Sánchez, manifestó que en los 25 municipios de Francisco Morazán, El Paraíso y Choluteca que son intervenidos por el proyecto, no se registraron daños de gran magnitud en las inversiones de infraestructura, pero sí en los cultivos.

    “En el sur, por el exceso de lluvia que no es común en la zona, disminuyó el porcentaje de cosechas. Estábamos en el periodo cuando se termina de secar el frijol y madurar el maíz, en total perdimos 27,963 quintales de granos básicos, lo que representa uno 14 millones de lempiras”, enfatizó Sánchez.

    Sánchez aseguró que ACS-PROSASUR continuará brindando asistencia técnica, insumos e instalando sistemas de riego para que las y los productores que fueron afectados, estén listos lo más pronto posible para el siguiente ciclo de cultivo.

    El Corredor Seco produce 70 millones de libras de hortalizas y granos básicos cada tres meses, gracias a todas las inversiones que realizan estos proyectos, sin embargo, el paso de los fenómenos naturales reducirá un 15 por ciento la producción, pero aun así se garantiza el abastecimiento de productos en los mercados.