8.4 millones de lempiras en insumos agrícolas: Reciben familias productoras de los departamentos de Intibucá, La Paz y Lempira

  • Familias productoras de los departamentos de Intibucá, La Paz y Lempira, fueron beneficiados con la entrega.
  • Familias productoras de los departamentos de Intibucá, La Paz y Lempira, fueron beneficiados con la entrega.
  • Familias productoras de los departamentos de Intibucá, La Paz y Lempira, fueron beneficiados con la entrega.
  • Presidente y autoridades de INVEST- Honduras realizan gira de verificación a los avances de los proyectos de la ACS-USAID.
  • La entrega de insumos se realizó en la comunidad de San Antonio Valle, del municipio de Erandique, Lempira y beneficiará a 151 familias productoras.

    El Proyecto de la Alianza para el Corredor Seco (ACS-USAID) implantado por INVEST-Honduras mediante su componente de Emergencia y Bioseguridad “Reactivación del Sector Productivo” (CEB – RSP), finalizó la entrega de insumos agrícolas a familias productoras de los departamentos de Intibucá, La Paz y Lempira con una inversión aproximada de L 8.4 millones.

    En esta ocasión, la entrega de insumos se realizó en la comunidad de San Antonio Valle, del municipio de Erandique en el departamento de Lempira, y beneficiará a 151 familias productoras y usuarias del agua de la microcuenca quebrada La Chorrera, en el marco de la gira de verificación a los avances de los proyectos de la ACS-USAID, que realizó el presidente de la República de Honduras, Juan Orlando Hernández, José Benítez, Comisionado de la Junta Interventora de INVEST-H y Raúl Alemán, Coordinador del proyecto ACS-USAID.

    Hernández exhortó a las familias productoras a continuar realizando esfuerzos que garanticen la sostenibilidad de los procesos desarrollados en temas productivos y manejo de microcuencas, así mismo, expresó su satisfacción por los resultados obtenidos a través de los diferentes proyectos implementados por la ACS-USAID.

    Además, felicitó a las organizaciones implementadoras por el acompañamiento técnico brindado para el fortalecimiento de capacidades de las comunidades beneficiadas y enfatizó la necesidad de continuar apoyando esta y otras experiencias que beneficien a las familias productoras de la región.

    Por parte del componente de manejo y conservación de microcuencas (CMCM) se entregó el Plan Simplificado de Manejo de Microcuencas (PSMM) aprobado por el Instituto de Conservación Forestal (ICF), y elaborado de manera participativa con el acompañamiento del equipo técnico del CMCM y el ICF. En ese sentido, Isauro Reyes, productor y presidente de la Junta Administradora de Agua (JJAA) de San Antonio Valle, agradeció a la ACS-USAID por el apoyo brindado y reafirmó el compromiso de la comunidad, “somos personas emprendedoras y soñadoras que buscamos lo mejor para nuestra comunidad, nos han fortalecido y ahora corresponde a nosotros cuidar la parte ambiental y la microcuenca para que podamos tener agua en calidad y cantidad para riego y consumo humano”.

    Por otra parte, el mandatario hizo un llamado a las instituciones bancarias, cooperativas y microfinancieras a sumarse a la búsqueda de mecanismos financieros de apoyo para las microempresas de la cadena agroalimentaria que fueron afectadas por la pandemia del COVID 19, ya que las microempresas generan el 70% de los empleos a nivel nacional.

    En estos departamentos (Lempira, Intibucá y La Paz) se ha logrado beneficiar a 4,385 productores de 202 grupos de regantes, y en las próximas semanas la ACS-USAID – a través del CEB-RSP – estará haciendo entrega de insumos agrícolas a familias productoras de los departamentos de Copán, Ocotepeque y Santa Bárbara.

     

    Microcuenca quebrada La Chorrera

     

    La microcuenca Quebrada La Chorrera ha sido considerada como prioritaria por el CMCM-ACS-USAID, y con la participación de las juntas de regantes y agua potable, se elaboró el Plan Simplificado de Manejo de Microcuenca (PSMM), con un enfoque de manejo integrado y sostenible de los recursos naturales, gobernanza hídrica y fortalecimiento de capacidades a las organizaciones locales.

    De esta microcuenca se benefician con agua potable, 264 familias de las comunidades de San Antonio Valle y Horcones, así como 151 familias productoras quienes trabajan 45 hectáreas de cultivos intensivos bajo riego. Asimismo, se han realizado inversiones hidro-técnicas y bio-técnicas de restauración de zonas de recarga hídrica (ZRH) y agua potable y saneamiento básico como ser: reforestación y protección forestal, letrinización, protección de obras tomas (riego y agua potable), cercados, construcción de gaviones para control de transporte de sedimentos, medición de calidad y cantidad de agua, herramientas de protección contra incendios, establecimiento de parcelas agroforestales con frutales, estaciones hidro-climáticas, entre otras.