¡Lluvia que trae esperanza!

  • Parcela lista para el cultivo de maíz en el ciclo de primavera en la comunidad de Jacalito, Namasigüe, en el departamento de Choluteca.
  • Hermelegindo Gómez acomodando la tierra en su cultivo de maíz, en la comunidad de Chagüitón, Namasigüe, Choluteca.
  • Cultivo de frijoles durante el ciclo de primavera en la comunidad de Tierra Colorada, Duyure, Choluteca.
  • Óscar Laínez sembrando maíz implementando distanciamiento de siembra, en la comunidad de Jacalito, Namasigüe, Choluteca.

    Namasigüe, Choluteca.- La llegada de la lluvia, después de nueve meses sin ella, genera esperanza a los productores del área sur del Corredor Seco. Esto representa el inicio del ciclo de primavera que comienza con la preparación de la tierra implementando buenas prácticas agrícolas, el uso de tecnología, insumos y asistencia técnica que brinda el proyecto ACS-PROSASUR.

    Óscar Laínez explica que “las primeras aguas nos indican que es hora de sembrar, por eso ya tenía preparada mi tierra, esperando la lluvia”. Uno de los temores del productor era que el invierno no fuera bueno, pero gracias a que ACS-PROSASUR le apoyó con un sistema de riego no tiene más temor, porque si el invierno se va temprano, tendrá llena su cosecha de agua y no faltará el vital líquido en su parcela.

    “Yo sembré antes en abril porque tengo funcionando mi sistema de riego y así cuando comenzó el invierno mis matitas de maíz ya estaban nacidas y con la lluvia se van a crecer rápido”, explicó Hermelegindo Gómez, otro productor para el que ya no es una preocupación no tener agua, gracias a que cuenta con el apoyo de ACS-PROSASUR.

    Los sistemas de riego por goteo y las cosechadoras de agua son tecnologías impulsadas por el proyecto para garantizar la producción y contribuir a la optimización de las fuentes de agua de la zona. Son más de cinco mil los productores y productoras que hasta la fecha ha beneficiado el proyecto con estas nuevas tecnologías y la adopción de buenas prácticas agrícolas, cambiando la forma de producir sus tierras.