¡Carreteras más bonitas y seguras!

  • Limpieza en barandales y derecho de vía son parte de las actividades que realizan.
  • Fátima Nájera realizando la pintura de barandales y bordillos en el tramo Manto - San Francisco de la Paz.

    Olancho. – Las Microempresas Asociativas de Conservación Vial (MEACV) están formadas por grupos de personas que viven en las comunidades adyacentes a los tramos carreteros del país y su compromiso es limpiar las carreteras y sus alrededores, mejorando así el paisaje de las comunidades de alrededor y la apariencia de las carreteras que intervienen con su trabajo.

    INVEST-Honduras tiene bajo su responsabilidad 63 microempresas conformadas en 15 departamentos del país, atendiendo más de 3,500 kilómetros de carreteras y beneficiando con trabajo a unas 670 familias. Con nombres como: Luchamos por Vivir, Mi Primer Esfuerzo, Superación, Luz y Esperanza o Luchadores, estas organizaciones permiten a hombres y mujeres llevar alimentos a su casa, asegurar educación a sus hijos y vivir dignamente.

    Luchamos por Vivir, por ejemplo, está conformada por 10 miembros que atienden 51 kilómetros del tramo carretero Limones – Pozo Zarco – Sabana Larga – Salamá en el departamento de Olancho.

    En Mi Primer Esfuerzo, trabajan Fátima Nájera y Martha Meza, ellas recorren 62 kilómetros en los tramos Sabana Larga – Manto – San Francisco de la Paz – Gualaco, junto a 10 hombres más que conforman la microempresa. “Yo estoy muy feliz con este trabajo porque me ha permitido mejorar mi casa y educar a mi hija de sexto grado y dos más en estudios de belleza”, dice Fátima.

    Sin el trabajo de estas microempresas se perdería el derecho de vía en las carreteras, se llenarían de maleza y basura las calzadas, cunetas y drenajes, provocando el deterioro de las carreteras, en otras palabras, estos hombres y mujeres son la garantía para conservar limpios y con bonito paisaje 3000 kilómetros de la Red Vial Pavimentada y 506 de la Red Vial No Pavimentada del país.