Aliados por el desarrollo agrícola

  • La implementación de nuevas tecnologías mejoran la competitividad de los productores.
  • Los hornos de pan han reducido el tiempo de cocción y, al mismo tiempo, aumentando el volumen.

    Intibucá.- En Honduras, la agricultura y la agroindustria de pequeña escala tienen bajas posibilidades de realmente competir con los productores y la agroindustria de gran escala; mucho de esto se relaciona a la poca innovación tecnológica. En respuesta ACS-USAID ha promovido tecnologías básicas de producción, mejora de la calidad de procesos y tecnologías que mejoren la competitividad de sus beneficiarios, en alianza con el proyecto ACCESO a Mercados.

    En 2019, a través de procesos de coinversión, se mejoró la competitividad de siete grupos productivos de Intibucá y La Paz, a través de siete motocultores. Gracias al seguimiento técnico continuo, no solamente del área productiva, sino que también de habilidades de negocios, los grupos aprendieron a utilizarlos y a calcular sus costos de uso y mantenimiento.

    Se estableció una cuota de pago por servicios de los motocultores 150 lempiras por hora, con lo cual, cubren costos directos, depreciación del motocultor y arado y, obtener una ganancia con la que tendrán un fondo para reponer por completo el equipo al terminar su vida útil, así como para mantenimiento y reparaciones. Entre otros beneficios destacan que no pagan alquiler de tractor, las camas altas facilitan el crecimiento de las raíces, la productividad aumenta y sirven para transportar productos.

    En cuanto a procesamiento y valor agregado, en Lempira y La Paz, varias mipymes e institutos agrícolas coinvirtieron en equipos como freidora industrial, hornos eléctricos, rebanadora/freidora y colmenas. En Tajaditas Mi Favorita, de un proceso manual de pelar seis plátanos por minuto, pasaron a 12, con la rebanadora, esto no solo aumentó su competitividad, según menciona Emilio Romero: “La tajada es más fina y por eso queda más crujiente, gusta más”.