Evidente el trabajo de las microempresas viales en el Sur de Honduras

  • El derecho de vía de los tramos luce limpio.
  • El derecho de vía de los tramos luce limpio.
  • Condición en la que se encuentran los tramos atendidos.
  • Condición en la que se encuentran los tramos atendidos.
  • Con las microempresas se contribuye a la generación de empleo y de esta forma se reduce la pobreza con un trabajo digno.

    Choluteca. – El trabajo realizado por las Microempresas Asociativas de Conservación Vial (MEACV) es evidente en los 282.63 kilómetros de la red vial pavimentada y en los 430.72 kilómetros de la red vial no pavimentada a los que les están dando mantenimiento rutinario en el Corredor Pacífico, específicamente en los departamentos de Choluteca y Valle.

    Las microempresas de conservación vial dan mantenimiento rutinario a la vía que incluye limpieza del derecho de vía, de cunetas y alcantarillas y actualmente, como parte del programa, están ejecutando obras de segunda prioridad como: construcción de cabezales de alcantarillas, de cunetas enchapadas, pintura de puentes y bordillos, construcción de accesos a viviendas de los tramos atendidos, muros de contención que ayudan a que las vías no se pierdan, entre otras actividades.

    Con estas obras las MEACV, dan una oportuna atención a los tramos carreteros para garantizar su durabilidad. Las obras de segunda prioridad son seleccionadas por los supervisores de las MEACV y de INVEST- Honduras en trabajo conjunto con las municipalidades.

    ¡Cuidando el patrimonio vial!

    Hombres y mujeres de 13 Microempresas Asociativas de Conservación Vial dan mantenimento a diferentes tramos de varios municipios de los departamentos de Choluteca y Valle. A través de ellas, se genera empleo directo a 132 microempresarios (97 hombres y 35 mujeres) que mejoran las condiciones de vida de sus familias unas 700 personas.

    Con las microempresas se contribuye a la generación de empleo y de esta forma se reduce la pobreza con un trabajo digno. Las microempresas realizan trabajos rutinarios de conservación de las vías, a fin de que faciliten la movilización de vehículos, personas y productos, despertando además la conciencia del valor del patrimonio vial.

    Las obras de segunda prioridad como la construcción de muros de contención, cunetas, alcantarillas, pintura de puentes de los tramos atendidos, entre otras coadyuvan al adecuado mantenimiento a las vías que han sido priorizadas en el Corredor Pacífico.