Empoderamiento de la mujer: De la teoría a la práctica

  • Más de siete mil mujeres lideran hogares atendidos por el Proyecto ACS-USAID.
  • Mujeres decididas y empoderadas forman parte de la Alianza para el Corredor Seco - USAID.

    La Paz. -La mujer rural ha demostrado que con acceso a asistencia técnica en condiciones de igualdad, es capaz de generar riqueza y salir de la pobreza de manera sostenible a través de los negocios, sean éstos dentro o fuera de la finca.

    Un total de 7,454 mujeres lideran hogares atendidos por el Proyecto ACS – USAID, lo que equivale a un 35% del total de participantes en el Proyecto. El 80% de ellas tiene un nivel primario de educación y el 9% no fue a la escuela, razón por la que el enfoque práctico de los servicios de extensión ha tenido mucho éxito. Un 10% estudio la secundaria.

    Llevarlas de un ingreso de $0.84 por día por persona (en junio 2015) a $1.32 por día por persona a septiembre de 2017 (incremento de 61%), requirió de variadas estrategias como la adopción de buenas prácticas agrícolas, diversificación a cultivos de alto valor, incorporación de otras fuentes de ingreso dentro y fuera de la finca, acceso a crédito, conexión con mercados, innovación tecnológica (sistemas de riego por ejemplo), mejora de la salud y de las condiciones del hogar, todos estos elementos forman parte del paquete de asistencia de la Alianza para el Corredor Seco.

    En ACS – USAID la perspectiva y el enfoque de género, reduce las brechas entre hombres y mujeres, al permitir a éstas últimas, acceder a activos productivos, participar en la toma de decisiones, mejorar sus conocimientos y generar ingresos. Aunque la edad promedio de las mujeres es alta (45 años), 26% son jóvenes (16 a 30 años), lo cual es importante para el relevo generacional. En promedio tienen tres hijos, ellas son un digno ejemplo de la mujer rural en Honduras.