Un campo limpio, protege el medio ambiente

  • Se perforan los envases en las áreas de mezcla para reducir el impacto ambiental.
  • 21 minicentros de recolección de envases se han instalado en Intibucá.

    La Esperanza, Intibucá. – Hablar de producción de hortalizas, es hablar del departamento de Intibucá, líder indiscutible a nivel nacional; pero este subsector requiere el uso apropiado de plaguicidas, los cuales generan envases vacíos con residuos que pueden ser tóxicos o que constituyen un riesgo para la salud humana y para el ambiente.

    Ante esta problemática el Proyecto ACS-USAID, en coordinación con Crop Life, ASOFAIL, ECARAI, COHORSIL, CADELGA, Cadena de Papa, Asociación de Agropecuarias, DICTA/SAG y Cementera ARGOS, han desarrollado un modelo autosostenible de recolección y destrucción de envases usados, el cual funciona desde 2015.

    Primero, se perforan los envases y se hace el triple lavado en las áreas de mezcla; luego se guardan en los minicentros. Trimestralmente, las organizaciones locales recorren 27 comunidades para llevarlos a una bodega en La Esperanza, posteriormente se llevan al centro de triturado en Comayagua. Luego se envían a la Cementera ARGOS, empresa que los usa como combustible en sus hornos de cero emisiones de gases.

    Esta alianza ha dotado a un millar de productores y productoras con equipos de protección y barriles para el almacenamiento seguro de insumos. De esta manera, ACS-USAID, Crop Life y otros actores, mantienen un campo limpio. Un total de 25,000 libras de envases usados han sido retirados de Intibucá, por lo cual, este novedoso modelo será replicado en otros departamentos del corredor seco (Lempira y La Paz), con apoyo del proyecto.